15 Feb

Integrando Espacios de Aprendizaje y Metodología

Desiderio López Hervás.

Director de la Escuela Oficial de Idiomas “Sierra Morena” de La Carolina (Jaén).

Introducción

El principal objetivo de cualquier centro educativo y de cualquier docente es sin duda contribuir al crecimiento integral de las personas matriculadas en su centro. En el caso de los centros educativos esa contribución pasa, entre otros aspectos, por la mejora de los rendimientos escolares.  Para conseguir dicha mejora los centros educativos y los propios docentes han de implementar medidas que conduzcan a un aumento de la calidad del servicio educativo que los centros ofrecen en su ámbito de actuación.

Esa calidad es difícil de conseguir y requiere una serie de medidas que de manera coordinada pongan en marcha los centros educativos. Entre las diferentes medidas destacan intervenciones en el ámbito organizativo, en el de la gestión del centro, en el de la comunicación y también en el de la intervención pedagógica. La intervención pedagógica a su vez se puede se puede afrontar desde diferentes perspectivas, siendo sin duda la innovación metodológica un pilar fundamental sobre el que se sustenten cambios y transformaciones positivas para los centros y por tanto para el alumnado. La innovación metodológica, a su vez, es un elemento poliédrico que integra diferentes disciplinas complementarias entre sí. Entre esas disciplinas destaca la gestión y optimización de los espacios de aprendizaje.  Sin embargo, a menudo se ha dejado de lado la intervención en los espacios de aprendizaje, obviando así un elemento fundamental para la mejora de la respuesta de calidad que los centros han de ofrecer a su alumnado.

En la EOI “Sierra Morena”, de La Carolina, venimos abordando desde el verano de 2018 distintas intervenciones para transformación progresiva de los espacios de aprendizaje del centro de manera que el alumnado y el profesorado puedan disponer de un elenco más amplio a la hora de seleccionar diferentes espacios que se adapten de la mejor manera a las diferentes actividades que se planteen en cualquier intervención educativa.

  1. Reconceptualización de los espacios de aprendizaje.

Partimos de la premisa de que era necesario redefinir los espacios de aprendizaje del centro. Así, además del aula convencional, agregamos otros espacios como por ejemplo la creación de aulas para el desarrollo de metodologías específicas, la integración de zonas comunes del centro, o el uso de las zonas exteriores del centro y las zonas públicas de la localidad. El resultado ha sido que ahora el centro dispone de una oferta más versátil, polivalente y flexible que da una respuesta mejor a las demandas formativas del alumnado y al desarrollo de propuestas metodológicas del profesorado.

Esta reconceptualización de espacios de aprendizaje nos permitía:

  • fomentar entornos de aprendizaje motivadores.
  • conectar espacio y metodología.
  • convertir al espacio en un educador más
  • hacer del espacio un activador de capacidades.
  • hacer al alumnado más activo al estar en movimiento
  • mayor concentración de alumnado y profesorado en tareas.
  • asunción del protagonismo de su propio aprendizaje ( y del de sus compañeros) del alumnado.
  1. Algunas de las intervenciones.

 2.1. Aula de aprendizaje visual.

Transformamos un antiguo laboratorio de idiomas en un aula que denominamos de “aprendizaje visual” y cuyos principales elementos novedosos son las mesas de la misma, que además de ser redondas, facilitando así el trabajo colaborativo y cooperativo del alumnado, están cubiertas de vinilos adhesivos, lo cual permite que se pueda escribir y dibujar sobre las mismas de manera rápida y sencilla. Esta simple propuesta nos permitió adentrarnos en el uso del “pensamiento visual” como recurso metodológico para el aprendizaje de idiomas. El resultado fue ,y está siendo, absolutamente positivo ya que el alumnado y profesorado han ido soltándose en el uso del “visual thinking” como instrumento de aprendizaje, descubriendo las infinitas posibilidades que ofrece en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Entre las mejoras que nos viene aportando el “pensamiento visual” en este espacio de aprendizaje ,destacamos las siguientes.

  • Potencia la creatividad.
  • Activa la atención.
  • Estructura contenidos.
  • Facilita la comprensión de conceptos.
  • Fomenta la capacidad de síntesis.
  • Cultiva la «emoción estética».

Entre las tareas y procedimientos metodológicos que hemos venido desarrollando en este aula destacamos.

  • Tareas tradicionales adaptadas a formato visual
  • El mobiliario y la movilidad como gestores del desarrollo de tareas.
  • Integración de diferentes destrezas en torno a un objetivo final.
  • Trabajo colaborativo y segmentación de tareas.
  • Creación de materiales de aprendizaje por parte del alumnado.
  • Recreación «más realista» de escenarios de la vida real.

2.2. Aula visible.

En este caso decidimos que una de las aulas del centro integrara dos elementos novedosos como principal atractivo. En primer lugar decidimos dotarla de mobiliario completamente funcional, flexible (en cuanto a las diferentes disposiciones que pueda adoptar) y visualmente atractivo. El segundo elemento novedoso de este espacio es un gran cristal transparente que da a los pasillos del centro y que hace que los de fuera (alumnos de otros grupos, docentes, otros usuarios) puedan ver la clase en curso y los de dentro (alumnos y docentes) sepan que su clase está siendo vista. Pretendíamos así que este simple hecho sea un factor motivador para las personas a ambos lados del cristal y que fomente la integración de los diferentes grupos de alumnado en torno al concepto de pertenencia a un mismo centro educativo. Así mismo el “cristal” permite que se escriba en él, por lo que lo usamos como referente para reflejar objetivos finales conseguidos tras el desarrollo de tareas colaborativas desarrolladas en ese aula usando las disposición del mobiliario necesaria. En resumen, estos son los elementos del “Aula visible” .

  • Formato de mobiliario flexible.
  • Agrupaciones y formatos adaptados a tareas.
  • Trabajo colaborativo e interdependiente del alumnado.
  • Diferentes soportes de trabajo: mesas, pizarras magnéticas, tablones, y cristal.
  • VER Y SER VISTOS: corresponsabilidad, respeto, estímulo, integración en el centro más allá de mi grupo y mi aula.

2.3. Las zonas comunes.

Vimos también durante este proceso de transformación, muchas posibilidades de “explotación” de las zonas comunes del centro como nuevos espacios de aprendizaje. A menudo estas zonas pasan desapercibidas a alumnado y profesorado , quedando sus potenciales generalmente en el ostracismo. Entre las ventajas que les vimos para convertirlas en espacios reales de aprendizaje destacamos:

  • Espacio integrador de disciplinas, niveles, grupos, turnos.
  • Espacio especialmente vivo por su continuo tránsito de personas.

Y con esas posibilidades en mente vimos que sería perfectamente posible su integración en la dinámica metodológica del centro como referentes para el desarrollo de tres principales formatos de tareas :

  • Desarrollo de tareas transversales e interdisciplinares más allá de grupos, materias, etc…
  • Desarrollo de actividades que van creciendo según pasa el tiempo y tienen un «colofón» (efeméride, acontecimiento,..) en el que participa gran parte del alumnado.
  • Espacios libres y no «regulados»de expresión para alumnado del centro.

El resultado ha sido entre otros elementos, la creación de un “muro de expresión colectiva” en los pasillos del centro y el desarrollo de tareas “muy visibles y presentes” en todas las zonas comunes del centro. Estas segundas han contribuido a que haya tareas que por su duración extendida en el tiempo hayan dado transversalidad al concepto de formación del alumnado, que no se ha limitado de manera sistemática a una sucesión de tareas de clase aisladas.

2.4. El exterior como espacio de aprendizaje.

No quisimos obviar las grandes posibilidades que ofrecen tanto el exterior del centro como el pueblo de La Carolina para convertirlos en espacios de aprendizaje. A la motivación y activación de la atención que de por sí supone para el alumnado y el profesorado salir de la “zona de confort” del aula, se unen las ventajas que ofrece el exterior para el desarrollo de actividades de enseñanza aprendizaje.

  • Mi pueblo se convierte en mi clase. Nos permite realizar tareas habituales de clase en entornos reales ( visita turística, visita a empresas, etc..)
  • Permite desarrollar actividades que requieran diferentes escenarios, espacios grandes o desplazamientos considerables.
  • Fomenta implementar actividades abiertas al público con el aumento de la responsabilidad y compromiso del alumnado para con el éxito de las mismas.
  • Los escenarios naturales se convierten en fuente de mayor inspiración dado su realismo.
  • El centro se hace visible fuera de sus paredes, lo cual permite que se dé a conocer más y mejor.
  • Permite así mismo, poder realizar actividades que culminan de manera más vistosa el trabajo previo realizado en clase fruto de por ejemplo un proyecto.

2.5. Espacios humanos.

Todo este planteamiento de transformación de espacios de aprendizaje no tendría sentido si no va acompañado de una “transformación” del rol del alumnado y del profesorado del centro. Es necesario que el alumnado y profesorado abandonen la zona de confort que proporciona la clase y el grupo en el que están matriculados. Adentrarse en aventuras formativas nuevas y que suponen un esfuerzo y una activación de los sentidos por parte del alumnado siempre reportará beneficios formativos al alumnado. En este sentido , en EOI “Sierra Morena” también abordamos experiencias de trabajo en la que denominamos “espacios humanos” a través de nuestras llamadas “invasiones”. Se trata de una experiencia que consiste en que grupos de alumnos “invaden” a otros grupos para “llevarles” y enseñarles algún contenido. Los alumnos invasores se convierten en los protagonistas del aprendizaje de sus compañeros de otros grupos y para ello redoblan su compromiso de aprendizaje y preparación previa para de esa manera llevar un contenido bien preparado y trabajado a sus compañeros. Además del intercambio de contenidos y del rol de protagonista de los procesos de aprendizaje, para los alumnos, esta experiencia también aporta una vivencia de carácter emocional con los otros alumnos de la que todos terminan gratamente satisfechos y pidiendo repetir.

 

Y además….

En todas las zonas del centro ( aulas, zonas comunes, espacios compartidos) hemos procurado incorporar elementos de mobiliario que permitan al alumnado relacionarse de manera espontánea, accesible y directa con su propio aprendizaje a través de esos elementos. Pizarras magnéticas por doquier, bancos, mesas con ruedas y mesas con vinilos de diferentes colores vertebran entre otros la accesibilidad a recursos que pretende además afrontar de manera más adecuada la atención a la diversidad del alumnado del centro de manera más eficaz.

2 comentarios en “Integrando Espacios de Aprendizaje y Metodología

  1. Me encanta la propuesta, Desiderio, y la manera en que habéis ligado los dos pilares (metodología y espacios de aprendizaje). Se ve perfectamente que no es una mera cuestión estética sino estratégica. Enhorabuena.

  2. Junio y de camino al sur, un cartel me indica La Carolina. Un mensaje por Twitter y Desi y Kate recibiéndome con los brazos abiertos para mostrarme su escuela, sus espacios, sus ideas, sus proyectos. Esta es una escuela con mayúsculas a pesar de ser una escuela pequeña; pero cuando conoces a Desi y a Kate, te das cuenta de que no hay escuelas grandes o pequeñas, con más o menos presupuesto, lo que hay es profesionales con pasión por su trabajo y con ganas de «tirar» de su escuela y enganchar a su alumnado.
    ¡Un bravo enorme por tanto trabajo bien hecho!

Responder a Diana Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.